viernes, 2 de septiembre de 2016

Satanás de Mario Mendoza

La prosa intenta ser literaria pero los diálogos son tan urbanos que destiemplan el conjunto. Un escritor no debería andar por ahí intentando ser erótico y soltar, de repente, un "-Abre las piernas [...] -Ay, mi amor, que rico". Es muy cruel con los lectores. Son historias de ciudad, eso lo entiendo. Todas ambientadas en Bogotá, eso funcionó muy bien. Pero lo que no me termina de cuadrar es por qué el “protagonista”, que a aparecer a mitad de camino (y de forma efectista) para entrelazar estas historias citadinas, tenía que ser, precisamente, un veterano de la guerra de Vietnam. ¿En serio? Habiendo tantos conflictos en Colombia que podían justificar su locura ¿era necesario utilizar la carta más hollywoodense de la historia? Sencillamente imperdonable. Hace rato no me desconectaba tanto con un libro que, teniendo todos los elementos para ser una buena historia, no termina de acoplar.

CALIFICACIÓN
Descargar

En formato ePub

178 Páginas